ELABORACIÓN

El queso de la Serena, se caracteriza por estar elaborado con leche cruda de oveja, cuajo vegetal y sal común.

El proceso de elaboración, totalmente artesano, consiste en calentar la leche, añadir el cuajo, echado a macerar el día anterior, y posteriormente, cortar la cuajada, para depositarla en los moldes, y a continuación en la prensa, donde termina de desuerar.

Una vez terminado el proceso de prensado, se procede a dar sal, todo ello de forma manual, para más tarde pasar el queso al secadero, sobre tablas de madera, sometiéndolo a volteo diario, siendo éste el proceso necesario para su maduración.